Avanzar

Esta entrada también está disponible en: Inglés Portugués, Brasil

road_650

peter_van_der_walt_300

Esta es una caminata individual. Este soy yo y nuestro Padre Celestial.

Por Peter van der Walt

No importa si las cosas van como me gustaría, si mis planes se encaminan como deberían; si mi equipo gana o no; si las cosas mejoran o empeoran un poco; si disfruto del apoyo de mis amigos, mi familia , barrio, denominación, padres; o no.

No importa si soy solo o estoy en pareja; soltero o casado; no importa si el mundo está de acuerdo si soy parte de los conceptos anteriores o no. Si creo en una cosa o me han hecho creer en otra; y si mis convicciones son realmente objetivamente verdaderas, o no.

No importa si vivo en el lado bueno o malo de la ciudad. Si estoy viviendo como soñé, o esperando que el mundo cambie. Si soy extrovertido o introvertido. Si no tengo casa, o tengo varias. Ya sea que compre una cartera de Louis Vuitton, o me esté preguntando si podré conseguir el dinero para la próxima comida de mis hijos.

No importa si soy blanco o negro, chino o chileno. Si siempre soy el tipo más listo de todos o el tonto del que todos se ríen. Ya sea que tenga el un cuerpo de adonis y el estilo de vida de ricachones, o sea el que nunca se quita la camiseta en la playa porque estoy avergonzado de cómo me veo. No importa si tengo una cara bonita, o si la gente piensa que soy feo.

No importa si vivo con rectitud, con bendiciones, llamamientos y ordenanzas, o si vivo detrás del basurero afuera del restaurante, donde robo comida para seguir con vida; ya sea que me busquen para dar conferencias a millones, en la televisión en vivo, sobre verdad y justicia o si estoy luchando contra la adicción a la heroína de la que no saben, ni  les importa, si estoy vivo. Si estoy esperando a la esposa con la que me casaré o si estoy viviendo cada día con HIV.

No importa si creo en una cosa o en otra. Si creo en la evolución o el creacionismo. Si soy demócrata o republicano, o incluso estadounidense, o no. Ya sea que sea pro vida o pro elección o pro arma o anti arma, ya sea que escuche las noticias de una fuente conservadora o de una liberal.

No importa si moriré en un accidente automovilístico o por insuficiencia cardíaca. Si tengo un largo camino por delante para andar o si el autobús número diez me golpeará más tarde.

No importa si soy amado u odiado. Apoyado o dejado de lado. Bienvenido o excluido. Celebrado o saboteado. Levantado o derribado.

No importa si soy débil o fuerte. Si acepto a aquellos que ven las cosas de manera diferente o que juzgan asuntos cuestionables. Si soy vegano o amante de la carne; sea que alabe a mi Dios en una multitud o por mi cuenta.

Soy un hijo de Dios. Tengo mi albedrío, y mi verdad, y mis revelaciones, y mis andanzas en el desierto.

Y si la Iglesia cambia mañana o no. Si la justicia es rápida o si es un azaroso camino hacia la equidad. Si Sión está a la vuelta de la esquina o estará siempre fuera de mi alcance.

Soy un hijo de Dios. Hago lo mejor que puedo, vivo mi vida, hago lo que creo que ayudará y construirá, y me llevará a mí y al mío.

El sol brilla sobre los justos y los injustos por igual. ¿Quién conoce todos los misterios de Dios? ¿Las respuestas a los por qué? ¿La suprema verdad, plena y única? Este es un paseo solo para mí. Este soy yo y Nuestro Padre Celestial. Y trae muchas bendiciones a mi vida. Y trae paz. Y trae maravillas. No tengo que resolverlo todo; y tampoco todo de una vez; y todo no de forma permanente.

Yo simplemente vivo. Simplemente soy. Y yo existo para que pueda tener felicidad.

Soy un Hijo de Dios.

Y hasta que Él decida que no camine más, seguiré avanzando.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*