Blog, Excluido del hogar

Celebrando cada paso positivo

Young People Meeting Happy

Por David McMurray

Enviado a Afirmación después de la reversión de la política de Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de noviembre de 2015 que prohibieron que los hijos de padres LGBTQ sean bendecidos y bautizados y rotuló como apóstatas a los miembros de la Iglesia que entran en matrimonios con personas del mismo sexo. Estos cambios se conocieron dentro de la comunidad mormona LGBTQ como la «política de exclusión», «política de noviembre de 2015» o «PoX». El día después de que se anunció la reversión de esta política, Nathan Kitchen, presidente de Afirmación, invitó a todos los que deseen compartir sus sentimientos auténticos y experiencias de dolor, ira, alivio, tristeza, felicidad, confusión, sea lo que sea lo que hayan sentido con la reversión de esta política. «Como Presidente de Afirmación, quiero estar seguro de que Afirmación no te oculta, ni a ti ni a tus experiencias, a medida que avanzamos.», escribió Kitchen en su invitación. Si tienes una historia para compartir acerca de la reversión de la política de exclusión, por favor envíelo a [email protected] También puede leer otras historias de la reversión de la política de exclusión.

Mi hijo, James, escribió: «No guardo un buen recuerdo de muchas fechas en torno a eventos específicos de mi vida, pero el 5 de noviembre de 2015 se quedó estancado. Fue un día muy difícil y he experimentado mucha frustración y tristeza en los últimos tres años y medio. Hoy es un día realmente bueno».

Esta es una noticia muy bien recibida de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Elijo compartir las palabras de mi propio hijo sobre este importante anuncio sobre las parejas de los Santos de los Últimos Días y sus hijos. ¡Gracias James! Podría haber compartido directamente noticias e información de MormonnNewsroom, SLTribune o el Deseret News, KSL Radio/News, Mormons Building Bridges, Afirmación, Equality Utah y un número de publicaciones de muchas personas que respeto enormemente. Algunos, comprensiblemente, cuestionan esta decisión a la luz del desalentador anuncio hecho hace tres años y medio. Tomé la determinación hace muchos años para celebrar cada paso positivo dado por mi Iglesia, y no perderme y distraerme con cosas que no entendía o con las que no estaba de acuerdo. Estoy de acuerdo con James. Hoy es un muy, muy buen día, por cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.