Blog

Consejos para padres de Lourdes

Lourdes es miembro de Afirmación México, es madre de un hombre gay y miembro de la Iglesia SUD. Ella compartió su experiencia en la conferencia de Afirmación Perú de 2017.

Su discurso fue grabado en un video y actualmente se encuentra disponible para todos en nuestro canal de YouTube.

Aquí un resumen de lo que se habló en esa conferencia.

Para ver el discurso completo, con sus comentarios y anécdotas el video está al pie de este artículo. Para leer el artículo «10 Consejos Para Padres», que preparó la Iglesia SUD siga el enlace.

  • Primer consejo:

Cuando tu hijo viene y te dice que soy gay, entonces lo primero que se te pasa por la mente es no saber qué responder, qué significa para mí, para él, lo que me está diciendo.

Sentimos culpa, creemos que no hemos sido buenos padres. Pero aunque no sepamos qué hacer debemos acercarnos con mucho amor, abrazarlos y decirles: Te quiero.

A veces tenemos prejuicios o miedos acerca de lo que la otra pueda pensar, pero como padres solamente tenemos que dar amor, dar amor y dar amor.

  • Consejo número dos:

Se nos ha confiado un alma preciosa. Nadie te enseña cómo ser padre o madre, es un aprendizaje constante. Con la búsqueda de la compañía del Espíritu Santo vamos a ser más fuertes.

No hablo de religión, sino de espiritualidad, tener un Dios supremo que nos apoye porque muchas veces solos no podemos, y que nos bendiga, a nosotros y a nuestra familia, ya que a veces esta situación puede separar a una familia y qué mejor que sentir el apoyo de Dios.

También es importante respetar el albedrío de cada persona, no tenemos derecho a imponer a nuestros hijos nuestra manera de pensar. Debemos ser muy respetuosos, aunque muchas veces no estemos de acuerdo.

  • Consejo número tres:

Muchas veces cuando estamos enojados decimos cosas que no queríamos decir, y lo decimos… El punto es saber pedir perdón. Es importante saber pedir perdón, porque eso nos va a ayudar a sanar nuestra propia alma y a continuar con nuestro proceso.

  • Consejo número cuatro:

Si tú te enteras de que tu hijo se siente atraído a su mismo sexo por otras personas, no te lo tomes personal. Muchas veces así sucede y simplemente debemos dejarlo.

Para los jóvenes puede ser atemorizante, muy difícil, confuso, horrible, tratar el tema con los padres, por los temores que tienen, así que si se atrevieron a contarle a alguien más primero debemos dejarlo así, no es tan importante.

  • Consejo número cinco:

Es normal sentirse apenados por esta situación, porque el sueño de la perfecta familia SUD se derrumba. Uno no piensa que su hijo puede ser gay cuando nace. Y ponemos muchos proyectos sobre ellos, eso no debemos hacerlo, no debemos dejar que nos domine.

También puede ser que temamos que nuestras amistades piensen mal de nosotros, o que nuestros hijos salgan lastimados. Como padres buscamos proteger a nuestros hijos, que estén bien, que sean felices.

Estos sentimientos son naturales y no nos deben avergonzar.

  • Consejo número seis:

No nos debemos de culpar. No es culpa de nadie.

  • Consejo número siete:

Oraciones inútiles: «¿Por qué a mí?» «Por favor, Padre, quítame esto lo más rápido posible».

No vale la pena perder tiempo haciendo esto.

  • Consejo número ocho:

La pregunta más útil empieza con «cómo»:

¿Cómo te puedo ayudar?

¿Cómo ser la madre o padre que tú necesitas?

Mi hijo me ayudó a comprender a que esto no es una enfermedad, ni una elección, me ayudó a aprender.

  • Consejo número nueve:

Muchas personas tienen la mejor intención y nos llenan de críticas, y nos cansan, y ellos quieren hacer siempre lo mismo, y nosotros tenemos que estar explicando una y otra vez la misma cosa, y no es sano rodearse de personas así.

A mí me ayudó mucho tener momentos de meditación, de pensar cómo va a cambiar la dinámica de la familia.

  • Consejo número diez:

Buscar a tener paz. Podemos hablar con los líderes, pero también podemos hablar con Dios, y dejar que Él nos guíe.

Algunas personas encuentran la paz y el apoyo que necesitan en grupos de apoyo. En mi caso cuando mi hijo me habló de su situación yo fui y busqué en internet y encontré muchos grupos, pero Afirmación me ayudó mucho, porque yo quería un grupo con mis mismos principios.

Cuando te pasa esto por primera vez buscas personas que estén viviendo esto mismo y puedan ser empático contigo. Conocer historias de otras personas, conocer historias de otros jóvenes, realmente me ha ayudado. Entonces los invito a compartir estas cosas con sus padres para que ellos sientan más paz.

A mí me ha servido, me ha hecho sentir paz y me ha ayudado a ser una mejor persona. Son ayudas a las que podemos recurrir constantemente, y en Afirmación yo lo encuentro.

También, para los que puedan y quieran, pueden asistir al Templo. Nos ayuda a ver las cosas con perspectiva.

Y a seguir adelante, esto no se frena. Sigamos adelante.

https://youtu.be/B4sgObMJH-s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.