Blog

El Presidente de Afirmación al The Daily Beast: Podemos avanzar personalmente, independientemente de lo que diga la Iglesia

Nathan Kitchen hablando en la Conferencia Internacional de Afirmación 2018

Por Joel McDonald

En en una entrevista con The Daily Beast, el presidente de Afirmación Nathan Kitchen habló sobre el impacto de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días al revertir su política de 2015 que definía a los miembros de la Iglesia que están casadas con personas de su mismo sexo como apóstatas y prohibía a los hijos de estos matrimonios a que fueran bendecidos, bautizados, ordenados o que sirvan misiones. Esta política se filtró públicamente en noviembre de 2015 y se revirtió el 4 de abril de 2019.

En la entrevista, Kitchen reconoció el impacto que pueden tener en la Iglesia los miembros LGBTQ que permanecen activos, pero también la comprensión de por qué muchos dejan la Iglesia atrás, diciendo que los mormones LGBTQ en la fe, «se ven a sí mismos como constructores de puentes y teniendo algunas interacciones constructivas realmente buenas con los miembros de la Iglesia. Pero aquellos que se van, los saludo, entiendo, sé por qué tiene que ser así, no hay razón para quedarse y esperar la felicidad en algún momento lejano en el futuro».

Hablando sobre el diálogo continuo de Afirmación con la Iglesia, Kitchen enfatizó que «presionar a la Iglesia no funciona. Van a hacer lo que van a hacer. Pero lo que estamos haciendo es simplemente decir: ‘Vean, escuchen mi historia’». En respuesta al cambio de política, invitó a los miembros de la comunidad de Afirmación a enviar historias y reacciones, y le dijo a la comunidad que quería «estar seguro de que Afirmación no te esconde a ti ni a tus historias a medida que avanzamos». Más de cuarenta historias se presentaron y publicaron en el sitio web de Afirmación, y se pueden leer aquí.

«Nunca podemos volver como una comunidad», dijo Kitchen, «porque este evento nos cambió. Creo que avanzamos, más fuertes, más resistentes y más conscientes de nosotros mismos debido a lo que vivimos en los últimos tres años y medio en la Iglesia. Creo que debemos estar orgullosos de lo que hemos soportado y de lo que hemos pasado», continuó Kitchen, «y darnos cuenta de que podemos avanzar personalmente sin importar lo que diga la Iglesia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.