Existimos para tener gozo

Esta entrada también está disponible en: Portugués, Brasil

Esta es una recopilación de testimonios compartidos el día 27 de agosto en la VI Conferencia Afirmación México.

Nota: no están todos los testimonios, y solamente hemos reproducido una parte de cada uno, tampoco están todos los nombres.

Kimberly Anderson (una madre):

Quiero compartir mi testimonio del amor

Jesús nos dio un mandamiento, amar a Dios, amarnos a nosotros mismos, amar al prójimo. Por favor, amen, es lo que realmente importa.

Y como soy maestra les voy a dejar tarea:

Muchas, muchas caras este fin de semana han sido jóvenes varones gais, pero hay muchas letras en la sopa de letras, G, B, T, I, A,+… Les desafío a ampliar la conversación, traten de incluir más individuos en nuestra comunidad, en nuestra vida, en nuestro círculo. También el año que viene la nueva presidenta de Mamás Dragonas es una de mis mejores, mejores amigas y la he desafiado a tener amor por nuestros hijos que es lo que siempre hacemos pero sin embargo tenemos personas de más edad que también necesitan nuestro amor. Entonces el desafío es para todos, de ampliar nuestro círculo, y ampliar la conversación, ampliar nuestro amor. Muchas gracias. En el nombre de Jesucristo, amén.

******************

Un joven:

Buenas tardes.

Voy a compartir mi testimonio del evangelio. Sé que el evangelio ha sido restaurado para nuestras vidas en este tiempo, sé que el profeta José Smith fue un profeta de la restauración y que debido a esta restauración hoy en día yo conozco el evangelio y el evangelio ha ayudado en mi vida.

Gracias al evangelio existe Afirmación también. Sé que Afirmación ha cambiado mi vida, ha ayudado a encontrar mi felicidad, y en esta conferencia he tomado la decisión de tener cambios en mi vida cambios que van a marcar mi vida de ahora en adelante.

Sé realmente que tanto en la Iglesia como aquí encontramos los verdaderos amigos y testifico de que si somos un buen ejemplo podemos ayudar más a las personas que nos rodean y poder demostrar ese amor que tanto se nos ha hablado sé que si somos transparentes como lo hemos aprendido durante estos días sé que es algo que nos va a beneficiar y de esa manera podemos demostrar ese amor a las personas.

Y comparto esto en el nombre de mi salvador Jesucristo, amén.

******************

Un joven:

Pues quiero agradecer a esta maravillosa oportunidad, es un regalo el poder estar aquí.

Me voy fortalecido. Tenemos muchas mamás nuevas, Thank you, mama dragons.

Muchísimas gracias de verdad porque somos una gran familia, tenemos que darnos la oportunidad de cometer errores, pero aprender de ellos.

Y que el próximo año, donde sea la conferencia, aparte de todos nosotros podamos traer a todas aquellas personas que nos necesitan.

Nosotros somos esa luz en donde quiera que estamos, yo sé que a pesar de que yo conocí Afirmación hace más de quince años solamente hace dos años que he estado asistiendo regularmente aquí, pero creo que era mi tiempo, era mi tiempo.

Les agradezco mucho sus muestras de amor todos los abrazos que he recibido, creo que jamás había recibido tantos abrazos.

Yo sé que esta es una obra de amor y que el Padre quiere que yo esté en ella.

Y los vamos a esperar en Orizaba, Veracruz el próximo año, solamente les vamos a confirmar la fecha, queremos contar con su presencia. En verdad nos estamos dando la oportunidad de ser felices, y no se nieguen a esa oportunidad de ser felices porque yo sé que el Padre quiere que lo seamos y eso es lo que comparto en el nombre de Jesucristo, amén.

******************

Un joven:

«Creemos en ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, virtuosos y en hacer el bien a todos los hombres, en verdad podemos decir que seguimos la admonición de Pablo, todo lo creemos, todo lo esperamos, hemos sufrido muchas cosas y esperamos sufrir todas las cosas. Si hay algo virtuosos, bello, de buena reputación o digno de alabanza, a esto aspiramos». (Art de fe N° 13)

Hace algunos años un joven que conocí se convirtió a evangelio, hace aproximadamente diez años. Él cuenta que fue cuando los conoció y a través de todo ese tiempo estuvo leyendo y conociendo, lo ayudó para poder convertirse.

Posteriormente se bautizó a pesar de tener mucha oposición, como todos los que estamos en la Iglesia, yo creo que pasamos, conversos o no conversos. Y él platica que cuando decide bautizarse y servir una misión, su mamá lo corrió, su familia se opuso, y tuvo muchas dificultades, pero él siempre luchó por sus ideales.

Él siempre luchó por lo que sabía que era bueno en su vida. Partió a la misión, pero antes de partir él sabía que había un sentimiento no adecuado de acuerdo a lo que había escuchado o aprendido dentro del evangelio y eso era de tener un sentimiento homosexual. Según todo lo que había aprendido él sabía que no tenía cabida en él al convertirse al evangelio. Sin embargo se fue a la misión.

No fue el mejor misionero, pero él dice en sus cartas que se esforzó por hacer las cosas correctas. Fue la mejor etapa de su vida. Donde él pudo demostrar y pudo sentir amar a las personas aún sin conocerlas.

Regresó a su casa, y entonces es cuando viene la lucha interna. ¿Verdad? Dicen que nadie nos prepara para regresar a casa después de la misión y cuando él empieza con esta lucha, efectivamente, no podía ocultar lo que él era.

Que era ser gay.

Este joven cuenta que después de un tiempo, empieza su vida normal, estudia, trabaja, y empieza a tener dificultades con la aceptación de algunos miembros, a pesar de que él no se descubría o salía del clóset. Tuvo muchas dificultades, pero él amaba y ama a su familia.

Este joven cuenta que ha sido muy complicado, muy difícil, en muchas ocasiones vivir el evangelio y a la par vivir su vida como persona, como gay, como homosexual, sin embargo es feliz. Él cuenta que es feliz. Él dice que conoció Afirmación hace muy poco tiempo en una ciudad que no era su hogar, y la conoció en el momento adecuado de su vida en un momento donde pasaba cosas muy difíciles, muy complicadas, tanto laborales como personales, pero Afirmación llegó a alumbrar su vida en el momento exacto.

Yo pienso igual como Iván, que Afirmación existe porque existe el evangelio. Y el evangelio restaurado existe porque tenía que haber existido Afirmación. Este joven después de diez años conoce Afirmación y se convirtió en su fortaleza, en su estandarte, ese joven se llama Adrián Cruz, soy yo, soy gay, y sé que Afirmación ha cambiado mi vida la va a cambiar a mi familia y cambiará a las personas a las que amo. Porque soy feliz, porque sé lo que quiero en mi vida y al igual que la admonición de Pablo yo aspiro a lo mejor. No me comparo no nos comparamos con los que están afuera, pero yo siempre he dicho que las personas LGTB somos especiales tenemos una misión tan importante que hacer, que eso es lo que me ha ayudado a poder estar aquí y pararme en frente y decir este soy yo.

Esto se los comparto en el nombre de Jesucristo, amén.

******************

Un papá dragón:

Me siento muy inspirado para compartir algo con ustedes, yo me crié en un mundo blanco y negro. Yo soy descendiente de pioneros, yo soy de las colonias mormonas, he conocido gente increíble. Tengo ancestros increíbles. De hecho me han apoyado ya fallecidos en mi vida, sin embargo ha sido un mundo blanco y negro. Este fin de semana con todas las historias que compartieron he sentido como que me han invitado o me han permitido pisar tierra santa.

He visto de todos los colores, brillantes hermosos, gloriosos, algo que escuché y lo creo firmemente es que Dios los ama, Dios tiene un propósito muy importante para ustedes. Pero yo siento algo todavía más allá, no es que Dios los tolera, y nosotros, los miembros antiguos, no nos vamos a salvar sin ustedes. Es más, yo no quiero la salvación sin ustedes, ustedes tienen un propósito sumamente importante, no lo echen en saco roto. Yo les amo igual que mi esposa, estamos aquí en Querétaro allí está vuestra casa, pero lo digo en serio, no lo digo como un mexicano,  ahora sí lo digo como gringo. En serio, ahí está su casa, estamos ahí para cada uno de ustedes.

Y este testimonio lo dejo en el nombre de Jesucristo, amén.

******************

Un papá:

Jóvenes a mí me da mucho gusto verlos aquí reunidos y fortalecidos. Para mí es un gozo porque yo veo en ustedes a mi hijo, mi hijo es muy fuerte, mi hijo es un valiente, él fue de los pioneros. Sacó una carta al público lo cual poquitos jóvenes se atreven y yo lo veo en ustedes y todos aquellos que , bueno, no queremos forzar a nadie, pero ese valor que toman aquí exprésenlo, lo acaba de decir aquí Edgar, él va a tener cambios en su vida y ojalá como todos son para bien él va a toma de ahora en adelante esa nueva vida que él dice que todos aquí tenemos y esa nueva vida debió haber sido desde un principio porque el sufrimiento y el gozo y la valentía que yo vi en mi hijo, la veo reflejada en ustedes.

Sigan con ese afán de espíritu, de combatividad porque eso es lo que somos, es lo que veo yo reflejado en ustedes al igual que las mamás dragonas que salen a defender a esos cachorritos.

Los veo my fuertes, los veo fortalecidos, los veo bien cañones, ojalá sigan así. Ojalá este grupo necesite cada vez más espacio de más sillas y que se sigan haciendo cada vez más este tipo de reuniones, porque solamente de esta manera con gente de la misma creencia es como uno se va a ir fortaleciendo de otra manera yo creo que no se puede hacer eso.

Los felicito, los admiro y qué bueno que sigan por el camino correcto, que siguen amando a Nuestro Padre Celestial, seguimos amando a nuestras parejas y ojalá continuemos por el buen camino y con estas autoridades que tenemos que le siguen echando ganas y que sigan así y detrás de ellos están las mamás dragonas, y ahora los papás dragones, y también un cachorrito que quiere cooperar en lo que se  pueda.

Esto es todo, lo dejo en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, amén.

******************

Un joven:

Pues yo solo quiero compartir un poquito lo que he vivido durante estos tres años que he venido aquí. La primera vez que vine me gustó mucho porque todos son como así, muy naturales como que nadie se tapa, nadie esconde lo que es.

Conocí personas muy maravillosas, y la verdad me ayudó mucho, y es cierto lo que dicen que quizás estamos durante poco tiempo aquí, pero sí nos ayuda a sentirnos libres.

Conocí personas muy maravillosas, y la verdad me ayudó mucho, y es cierto lo que dicen que quizás estamos durante poco tiempo aquí, pero sí nos ayuda a sentirnos libres.

Antes de conocer Afirmación sentía que tenía que comportarme sin que me quiebre mucho [la muñeca], tratar de hablar [en tono bajo] y todas esas cosas. Zihuatanejo no es muy usual, no es muy común [la diversidad]. Y si te ven te agarran así como [para divertirse], dicen: «A este le vamos a hacer bullying».

Pero ahorita en la escuela, mis compañeros, mis amigos que son heterosexuales, según ellos, me preguntan: «Ay, mira la muchacha esta tan bonita, ¿y a ti qué muchacha de la clase te gusta?»

Yo les respondo: «No, pues ninguna. Nadie me gusta».

Pero yo creo que ahorita, después de esta conferencia, comprendí que tengo que ser más abierto para que ellos puedan comprender quién soy, que me vean más sinceramente, y no se creen otra imagen de mí, que sepan que soy gay y que no voy a estar… y ya voy a poder quebrar más [la muñeca].

Yo agradezco mucho todo esto me gustó conocerlos, a veces puedo ser un poco seco, hostil, pero no es porque soy antisocial,  es porque a veces me da pena, y no sé de qué hablar con ustedes.

Pero gracias por compartir un poquito de su tiempo conmigo y la verdad espero que sigan viniendo y inviten a las personas hay jóvenes que sufren. Yo soy uno de ellos, así como todos somos uno de ellos, todos sufrimos, todos lloramos, todos sentimos tristeza y también sentimos alegría y gozo.

Cuando yo era misionero, nosotros nos quejábamos, todos los misioneros se quejan en la misión, nuestro presidente de misión nos decía: no me des tus quejas, dime cómo lo vas a solucionar. Y eso me quedó muy grabado en mi vida. Cuando hay un problema, siempre me pregunto cómo lo voy a solucionar, qué solución hay. Y eso es lo que debemos hacer aquí, si lloramos debemos pensar cómo vamos a solucionar eso. Si nos sentimos tristes, hay que cantar, reír pero no hay que dejarlo. La vida es muy corta y debemos disfrutarla todos los días y yo trato de hacer eso todos los días, con mi gatito.

Yo agradezco mucho esto. Muchas gracias.

******************

Un joven:

Hace aproximadamente unos seis, siete años mi vida empezó a cambiar con respecto a mi trabajo. Yo recuerdo que iba en un avión orando al Padre Celestial. Era la primera vez que yo viajaba solo a otro país y cuando aterrizó el avión yo venía pidiéndole al Padre que me enviara una señal si lo que estaba haciendo era lo correcto con respecto a mi trabajo.

Cuando bajé del avión, vi a una familia que esperaba a un misionero y sostenía un cartel de lona que decía: «A dónde me mandes iré, Señor, a montañas o islas del mar, diré lo que quieras que diga Señor y lo que tú quieras seré». Y entonces me entregué a mi Padre Celestial y dije: «Donde quieras que yo vaya ahí estaré y lo que quieras que diga eso haré, y eso diré».

Y hoy estoy agradecido a mi Padre Celestial porque siempre me pone en los lugares adecuados y a las personas adecuadas.

Ayer estaba platicando con mi compañero de cuarto, me encanta venir a Afirmación porque cada vez que vengo me hace valorar a mis padres, regreso y estoy muy lleno de amor hacia ellos, hacia mi familia. Porque escucho tantas historias tan fuertes, o tantas cosas que han pasado, que llego a mi casa, y digo: «Gracias por amarme como lo hacen», porque yo no he pasado como muchos han pasado; o quizás sí pero mis padres no me lo han hecho saber por el gran amor que me tienen. Entonces siempre regreso muy agradecido y se fortalece el amor a mis padres

Y agradezco a mi Padre Celestial por darme unos maravillosos padres.

******************

Un joven:

Yo soy miembro de los once años. No sé cuándo empecé a sentirme atraído a los hombres, pero sí recuerdo cada fase de mi infancia, de mi juventud y mi adolescencia, inclusive en la misión, de cómo eso me torturaba. Ocasionaba gran dolor en mí porque yo sabía que yo no podía ser de esa manera, y en grandes intentos para corregir mi problema yo me lastimé de muchas maneras, Yo suponía que si yo sufría iba a arreglar el problema, y no sabía hasta qué punto tenía que sufrir para poder corregir esa enfermedad que yo suponía tener.

Cuando yo regresé de la misión llegó un día que dije, ya no puedo más, o es amargarme la vida o amar.

Y en ese momento apareció alguien que yo quise mucho, que yo amé demasiado. Y sin conocer Afirmación él me dio ese pie para yo poder decir: «Bueno, voy a aceptar que soy gay. Y voy a aceptar una relación porque yo quiero amar a alguien».

Unas semanas después de eso encontré Afirmación.

Después de eso puedo decirles que mi vida ha cambiado.

Hay un himno que dice en el corazón se esconden penas que no podemos ver. Y es así.

Yo sé que en la Iglesia hay gente que no ondea la bandera arcoíris y no dicen que son gais, que les gusta su mejor amigo, que les gusta su obispo, o que tienen a alguien fuera de la Iglesia. Hay gente que no puede decir eso, y lo oculta en su corazón, y esas son heridas y cicatrices que no vemos pero que están ahí, y que crecen día con día, y en verdad hacen mucho daño,.

Yo quiero agradecer a los líderes de Afirmación y a Afirmación porque han ayudado a aliviar ese dolor que yo sentía.

******************

Un joven:

Dios prepara para que venga lo que venga uno pueda hacer frente a esas cosas. A veces yo decía que Dios me daba mucho más de lo que podía soportar y a veces reventaba, pero ahora entiendo, que no es así. Dios da conforme a las capacidades y las pruebas de cada persona, y así lo ha hecho con mi vida. Él no se equivoca y me ha dado lo que necesito. Las pruebas que necesito y las situaciones que necesito para poder seguir adelante. Ahora fundo mi vida en las escrituras. Sé que al escudriñarlas podemos encontrar tesoros valiosos.

Dios me habilita para lo que venga. Me siento preparado para lo que él tenga para mí, porque confío en mi Dios. Y confío que Afirmación ha sido esa ancla para mí.

Yo sé que Dios ayuda a pulir y a sanar todas esas cosas, para que un día pueda verle a la cara y decirle hice todo lo que pude y aún un poco más, porque nunca me dejaste solo y porque yo nunca te dejé solo, agradezco conocer a mi Dios y conocer Afirmación, porque me da todos los medios que necesito para ser mejor día a día.

******************

Un padre dragón:

Quiero compartir un poco de porqué estoy aquí. Soy un papá dragón. Sería más fácil si les hablo acerca de Tyler.

Cuando Tyler nació y empezó a gatear él gateaba con un pequeño coche de juguete. Para el tiempo que tenía tres no usaba cintas ni ninguna cosa típica de niña, odiaba esas cosas. Siempre estaba jugando con armas, pistolas y espadas y haciendo deporte con niños todo el tiempo desde que era muy joven.

Un día me preguntaba dónde estaba Tyler, porque había estado trabajando en el jardín, y ya saben cómo a los padres nos cuesta mantener quietos a nuestros niños de 3 años.

Y entonces fui dentro y la llamé: «¡Lexi, Lexi! ¿Dónde estás?»

Y había solamente silencio. Y todavía falta lo peor. Fui al dormitorio principal y él estaba escondiéndose en el closet, con un par de tijeras en las manos. Se había cortado todo el cabello.

Dije, ¿Lexi, por qué te cortaste todo tu hermoso cabello? Y él dijo, mi niño podía hablar muy bien desde temprana edad, articulaba muy bien. Me dijo: «Bueno, papá, quiero ser un chico».

Y le pregunté: «¿Por qué quieres ser un niño?»

Y me respondió: «Bueno, quiero ser un príncipe».

Y como ven, él pasó mucho tiempo viendo las películas de Disney.

Y pasó los siguientes cuatro o cinco años, vistiendo como el príncipe Eric, el príncipe Encantador, y fue todos los príncipes de Disney, y Robin Hood, y Batman, y era todos los superhéroes.

Yo era un buen papá mormón en la presidencia del quórum de élderes, de modo que lo ignoré.

Eso era lo mejor que podía hacer en ese momento.

Pero eso no se terminó. El único momento que usaba vestido era los domingos cuando iba a la Iglesia. Y estaba enojado y contrariado cada mañana que lo llevábamos a la capilla porque tenía que usar un vestido. Mi mamá le hacía vestidos muy sencillos sin moños, sin cintas, para que aceptara usarlos.

Pero para este tiempo empecé a pensar ¿qué pasa si tengo un hijo gay? Era muy pequeño. Yo deseaba que no hubiera ninguna diferencia. Y entonces me divorcié, cuando él tenía seis. A los doce salió del clóset, y yo estaba buscando una manera de ser buen padre de un niño gay, y así encontré Afirmación.

Esta doctrina que me gusta más que ninguna otra, es que nosotros solamente seremos responsables por el conocimiento que tenemos. Traigo esto a colación porque durante años, después del divorcio, tuve un compañero de cuarto que era negro. Y él y yo hablábamos mucho, porque él era miembro de la Iglesia. Hice un poco de investigación, y hubo un hombre que trabajaba en la manzana del templo en 1977, él escribió una carta al editor del Salt Lake Tribune, apoyando a que los negros tuvieran el sacerdocio, y él fue excomulgado. Y un año después las personas de raza negra recibieron el sacerdocio. Y siempre me pregunto, ¿qué pasó con ese hombre? Porque él perdió su trabajo, y su membresía a la Iglesia que amaba, todo por apoyar algo que la Iglesia consideraba equivocado, pero que él sabía que era correcto.

Es tan duro para nosotros, los miembros de la Iglesia, que estamos tan entrenados en creer que los líderes lo saben todo, ver lo que es correcto. Tengo testimonio de parte de la Iglesia, tengo un testimonio de Cristo, es mi Salvador 90% de las veces, pero me afecta creo que ustedes son de las personas más valientes que conozco. No sé cuántos dieron importancia cuando lo escucharon, pero escuché a alguien aquí decir que volvieran a sus barrios y sean los mejores mormones que puedas ser. Porque si tú eres el mejor ellos se darán cuenta que lo que están haciendo está mal. ¿Y saben qué? Nuestros líderes pueden ser perdonados porque no son responsables por las cosas que no saben.

Los amo.

Desearía se más macho para hacer esto más seguido.

Lo comparto en el nombre de Jesucristo amén.

******************

Un joven:

Estar en Afirmación ha sido de las experiencias más liberadoras que he tenido.

Tengo que agradecerles mucho a todos ustedes, les agradezco que hayan salvado mi vida. Los conocí en el momento oportuno en la situación oportuna.

Me emocionó mucho ver a las mamás dragonas, qué importante es que los padres acompañen a sus hijos. Estoy seguro que si mi mamá viviese estaría trabajando con ustedes. Perder a un padre o madre es el dolor más fuertes y profundos que uno puede sentir como hijo.

Cuando ella murió, estaba enferma, me dejó una carta, y me dijo, cuando le faltaban quince días para morir: «Esta carta la vas a leer cuando muera». Dejó cartas para todos, y para mí la que no abriría hasta después de su muerte.

Y en esa carta me dejaba los consejos más hermosos que puede un padre darle a un hijo, y comparto unas cosas con ustedes:

«Perdonen a quien te haya causado daño, a quienes te hayan hecho sentir que ustedes no encajaban en la sociedad, perdonen para que se puedan sentir mejor».

Recuerdo que un día en la escuela me pegaron, y llegué llorando a casa, y le dije: «¡Ay, mamá que me siento muy infeliz porque no encajo con nadie! ¡Y porque se burlaban de mí y me duele mucho lo que me dicen!»

Y ella solamente dijo una  expresión, me la dijo en chino, pero se las voy a decir en español, dijo: «No te detengas, si quieres llegar a tu destino, no puedes detenerte a apedrear a cada perro que te ladre».

Lo mismo les digo a ustedes: No se detengan, vivan sus sueños y no se preocupen por lo que la gente piense de ustedes, sino por lo que ustedes piensan de ustedes mismos.

******************

Göran:

No hago esto muy a menudo, así que esta sería mi primera vez.

Pero me siento compelido a pararme frente a todos ustedes y decirles que este fin de semana y todos los fines de semana que he pasado con la gente de Afirmación ha llenado mi corazón desde lo más profundo.

Todos aquí son dignos y no es como si hubiéramos sido abandonados en el mundo.

Me llevo todas las historias que he escuchado en mi corazón de vuelta a Minnesota y sus historias vivirán conmigo por escuchar de todas sus pruebas.

No he crecido como mormón, pero crecí con una familia amorosa, tengo un amoroso esposo y una comunidad amorosa y deseo lo mismo para todos ustedes.

No importa quienes son o dónde viven es importante que nos mantengamos unidos como comunidad, porque tenemos solamente un mundo donde vivir, y es el lugar donde todos vamos a morir juntos, hasta que salgamos de esta tierra.

Quiero decirles que Cristo está con ustedes y nunca los ha dejado y no los discrimina, y que está dentro de nosotros.

El amor es la cosa más grande que tenemos juntos nos une, nos fortalece, y les quiero dejar con eso, en el nombre de Jesucristo.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*