Las pruebas que nos llevan adonde estamos

Esta entrada también está disponible en: Inglés Portugués, Brasil

Savannah Stevenson is a British television and theatre actress. She is best known for starring as Glinda in the London production of Wicked, playing the role for almost 3 years and at 1,000 performances. Savannah also portrays Mary, Mother of Jesus in the LDS Bible Videos. She was a guest speaker at the Europe Affirmation conference in London in 2017. This talk was given as part of the 2018 Affirmation International Conference held from July 20th to July 22nd, 2018, in Salt Lake City, Utah.

Hola a todos, esto es tan maravilloso, realmente me siento privilegiada por estar con ustedes aquí esta noche. Comenzaré por compartir con ustedes por qué estoy aquí. Mi propio viaje a Afirmación comenzó en 2016 cuando me encontré con una publicación compartida en Facebook. Era un artículo sobre Aaron McManus. Estaba tan impresionada por este artículo. Creo que estaba siendo entrevistado y me impresionó su actitud positiva hacia ser gay y mormón y su disposición a hablar abiertamente sobre ello. Solo tenía que acercarme a él a pesar de que era un completo extraño. Así que lo hice y le ofrecí mi apoyo y aprecio por él y le pregunté si había algo que pudiera hacer para ayudar. Nuestra conversación en Facebook me llevó a hablar en la conferencia de Londres el año pasado. De alguna manera, me invitaron a volver este año, así que estoy realmente emocionada.

Para contarles un poco sobre mí, soy un miembro activo de la Iglesia con mi esposo Nate, que está aquí esta noche. Nos conocimos aquí, en los Estados Unidos, y ahora vivimos en Londres juntos. Ambos somos apasionados aliados de la comunidad LGBTQ. Ambos tenemos muchos amigos que son homosexuales y algunos amigos que son homosexuales y mormones. Hemos hablado con nuestros amigos a menudo con la esperanza de que podamos encontrar más comprensión y realmente queríamos aprender de sus experiencias. Todo esto también nos toca de cerca porque el tío de Nate, Ron, era gay. He estado conversando un poco con la mamá y el papá de Nate durante nuestra estadía aquí para conocer un poco más sobre él y han acordado que comparta esto, son muy abiertos al respecto. Ron temía que su familia mormona lo repudiara. Fue solo cuando se enfermó de SIDA que admitió su sexualidad. Murió poco después de salir del armario a principios de los 2000. Sé, por hablar con los padres de Nate, que miran hacia atrás con un poco de arrepentimiento de que Ron sintiera que no podía confiar en su familia antes. Lo amaron y lo aman incondicionalmente. Y también que él mismo puede no haberse sentido cómodo con su propia sexualidad. Obligó a la familia a desafiar algunas ideas preconcebidas y ha tenido un efecto muy positivo en ellos. Nuestro amor y nuestro respeto por esta comunidad se encuentran en lo profundo de nosotros.

Esta noche, compartiré algunas historias, ideas y pensamientos de mi propia vida y espero que uno o dos de ellos resuenen en ustedes. Algunos de ustedes puede ser que sepan de mí, y mi vida puede sonar un poco glamorosa. Y de alguna manera, lo es. Comenzaré compartiendo algunos aspectos destacados de mi carrera principalmente.

Siempre digo que en mi carrera tuve la oportunidad de conocer dos reinas. La primera es que tuve la oportunidad de presentarme y conocer a Su Alteza Real, la Reina de Inglaterra, Elizabeth II. Sí, esta es una imagen real, esa soy yo con la reina. También tuve el verdadero honor de conocer a la otra reina, que es la reina del teatro musical, Julie Andrews. Pero no tengo una foto, ya que eso fue antes de que todos tuviéramos teléfonos móviles que pudieran sacar fotos. También conocí a otra reina, Brian May del grupo Queen, una especie de héroe mío. Si se pregunta por qué hay un pequeño árbol de Navidad en la imagen con nosotros, es porque entró en Wicked para juzgar nuestra competencia de decoración de Navidad y eso es todo el tiempo que tuve.

Pude trabajar y conocer a otros actores a los que respeto. Gente como Matt Damon y también Angelina Jolie, que ama a Wicked y trae a sus hijos cada vez que visita Londres. Ella es alucinante. También hice presentaciones para varias estrellas pop y atletas olímpicos. Incluso he hecho duetos con mormones que aceleran el corazón, oh sí. He podido trabajar con los directores de teatro más famosos del mundo. Puedo contar grandes historias. Puedo unir a las familias, incluida la mía, es una de mis cosas favoritas cuando toda mi familia viene a los shows que hago. He podido asistir a ceremonias de premiación. He podido vestir trajes fabulosos. Tengo que ir, a veces, a fiestas de celebridades.

Se puede decir que mi vida es bastante rica en experiencias. Pero creo que es importante recordar que suceden muchas más cosas en nuestras vidas de lo que nuestro Instagram o nuestro muro de Facebook sugieren. Todos tendemos a compartir los aspectos más destacados, pero rara vez exponemos nuestras vulnerabilidades. Así que pensé que esta noche me abriría, me haría un poco vulnerable, y les hablaré sobre algunos de mis puntos bajos y mis dificultades. Así que, aquí vamos.

Tengo que lidiar con el rechazo muy seguido. La mayoría de las personas en sus vidas van a solo un puñado de entrevistas de trabajo. Voy semanalmente y a menudo, si no casi siempre, soy rechazada. Mi industria es competitiva, opresiva e incierta. Y todos son críticos. Puedo sufrir de ansiedad, he sufrido de ansiedad y, a veces, depresión. A menudo me juzgan por cómo me veo y me genera problemas con mi autoestima, y con mi imagen corporal, y cómo me autopercibo.

Cuando sales al escenario, uno está realmente bajo una gran presión cada noche. Todos los días se trata de estar preparados para dar el show y no decepcionar a la gente. Eso es mucha presión, y pesa bastante sobre mí como persona. El desempleo es una preocupación constante y una realidad. He sentido la inquietante incertidumbre de eso, y con eso viene una sensación de fracaso y rechazo. También he experimentado los horribles efectos de una enfermedad grave en mi familia cercana.

De hecho, hace solo unas semanas hice algo que, para mí, fue bastante aterrador. Ustedes fanáticos de Broadway sabrán que Disney lanzó recientemente su nuevo musical Frozen, que ha sido un gran éxito en Broadway. Una de las estrellas del programa, Patti Marin, compartió en su Twitter que había estado experimentando una ansiedad severa y que estaría tomando un poco de tiempo fuera del programa. Para mostrarle mi apoyo le escribí en mi propia cuenta de Twitter y le dije que yo también luchaba con ansiedad, y entonces fui contactada por nuestro periódico líder de la industria en el Reino Unido para ver si estaría dispuesta a hacer una entrevista sobre el tema.

Tuve muchas dudas de si tenía la fuerza para mostrarme tan vulnerable en un foro público, pero decidí que mi honestidad ayudaría a los demás, por lo que el artículo fue impreso. Para mi sorpresa, no recibí nada más que el amor y el apoyo de mis colegas, mis amigos de la industria y extraños; muchos de los cuales dijeron: «Oh, yo también». Fue una lección muy importante para mí saber que ser vulnerable y estar dispuestos a abrirnos y compartir nuestras dificultades es una de las cosas más importantes que podemos hacer en nuestras vidas.

Lo que me ha ayudado a superar momentos más difíciles en mi vida ha sido mi dulce familia, mis amigos cercanos y mi fe. Por fe, ciertamente yo tengo mi propia fe personal en Dios y Jesucristo, pero también en mí misma. No siempre estoy segura de las cosas. Yo dudo. Pero en lo más profundo de mí hay fe de que Dios me ama y quiere usarme para cosas buenas, y que Él me ayudará si continúo.

Les quiero dar un pequeño ejemplo de algunas de las dificultades de ser actor. Mi primer trabajo, tuve mucha suerte, fue en el conjunto del reparto original de «Mary Poppins» en Londres. Conseguí este trabajo directamente de la escuela de arte dramático y fue el mejor comienzo de mi carrera que podría haber esperado. Puede sorprenderles saber que cuando terminó mi contrato de un año un sábado por la noche y comencé a trabajar en un centro de llamadas el lunes. Allí vendí entradas para el teatro y uno de los programas para los que vendí fue, sí, lo adivinaron, «Mary Poppins». Para ser claros, pasé de estar en un escenario del teatro West End a vender entradas para el mismo programa en cuarenta y ocho horas. La vida puede ser incierta y, a veces, no es fácil.

Otra historia que quería compartir pasó hace algunos años atrás, yo me estaba esforzando para obtener un trabajo de actuación y estaba en una audición para ese papel. En ese momento tenía varios trabajos diurnos para llegar a fin de mes. Fui a esta audición y estaba emocionada al respecto. Era un gran papel. Fui a leer y el director fue horrible. Él se portó muy mal conmigo. Repasó mi currículum e insultó algunos de los créditos en mi currículum; insultó algunas de mis elecciones de actuación. Tuve que hacer lo que llamamos una lectura en frío, que es donde no había visto el material antes, y él simplemente me dio las instrucciones más difíciles para la lectura en frío. Recuerdo vívidamente salir de esa audición e ir a Covent Garden, aquellos de ustedes que han estado en Londres saben exactamente a qué me refiero, hay en una sección de Covent Garden con algunos bancos. Recuerdo vívidamente salir y sentarme en este pequeño banco y estallar en lágrimas preguntándome cuánto tiempo podría soportar este rechazo constante.

Entonces fue como en una escena de una película porque los cielos se abrieron y llovió torrencialmente y me empapé por completo. Estábamos en medio de una tormenta eléctrica en toda regla. Esa noche, tenía que viajar a un punto de encuentro. Tenía que tomar un tren hasta un lugar donde un grupo de mis colegas tenía un automóvil e íbamos a conducir todo el camino hacia el norte, a Manchester, unas cuatro horas. Al día siguiente íbamos a enseñar drama en una escuela. Desde Covent Garden, bajé a la estación de trenes Waterloo, absolutamente empapada, para tomar el tren y llegar al automóvil. Cuando entré en la estación de Waterloo, me di cuenta rápidamente de que estaba completamente lleno y de que todos estaban mirando la pizarra, y la pizarra tenía escrito: «Cancelado. Cancelado. Cancelado. Cancelado». Debido a las condiciones climáticas adversas, todos los trenes habían sido cancelados y ni un solo tren iba a irse.

Recuerdo haber llamado frenéticamente a mis colegas, tratando de organizar otra opción; rezando en mi cabeza para que Dios simplemente enviara un tren para llevarme allí. Pero se decidió que era demasiado tarde, y que el automóvil tendría que irse sin mí, y que yo no iría. Tuve que meterme en un autobús lleno e irme a casa. Recuerdo estar de pie en la estación de Waterloo y mirar hacia el cielo sin entender por qué. En mi mente, ni siquiera estaba pidiendo un trabajo de actuación. Estaba pidiendo un día de enseñanza para ayudarme a pagar el alquiler esa semana.

¿Alguna vez has estado allí? Estar de pie, pensando: «¿Dónde estás, Dios? ¿Por qué me haces pasar esto?»

Bueno, la historia continúa. Al día siguiente, recibí una llamada muy temprano de mi agente. Ella me dijo que de la audición del día anterior habían vuelto a llamar y que ese día tendría que volver a presentarme. Asistí y terminaron ofreciéndome el papel. Sí, con el horrible director, ese tipo. Incidentalmente resultó ser mi primer papel principal. Si hubiera llegado a mi trabajo docente en Manchester, nunca hubiera hecho la audición. Había orado para tener trabajo por un día, pero Dios tenía en mente darme trabajo durante los próximos seis meses.

Sé que las cosas no siempre funcionan de maravilla. Ciertamente no es así para mí. Pero, honestamente, me repito esta historia en los momentos en que mi vida se pone realmente difícil porque me ayuda a recordar que Dios tiene un plan para mí, que Él se preocupa por mí y que puede ver el panorama completo. cuando solo puedo ver una parte.

Tuve el honor de interpretar a María en los videos de la Biblia SUD. Fue la mejor experiencia profesional de mi vida. Para aquellos de ustedes que no conocen los videos de la Biblia, son gratuitos para que cualquiera los use con un buen propósito. He recibido numerosos y dulces mensajes de personas que los usan en las escuelas o en sus iglesias. Para algunos verlos se ha convertido en parte de su tradición navideña. Una de las versiones de los videos de la Biblia, que es mi favorita, es cuando la usan como parte de un video de «Piano Guys». Y quise compartir este clip para aquellos de ustedes que todavía no lo han visto.

La experiencia de interpretar a María en estas películas ha sido realmente profunda en mi vida por varias razones. Cuando hice la primera audición para el papel, realmente estaba luchando en mi vida personal. Estaba en lo más bajo que he estado en mi vida, y estaba rota, y estaba deprimida. Había estado así durante varios meses. No estaba saliendo de la casa. Tenía poco o ningún deseo de comer. Me preguntaba dónde estaba Dios. Me sentí frustrada porque sentí que me prometieron sentir paz y consuelo si hacía el esfuerzo para acercarme a Él y simplemente sentí que eso no estaba sucediendo en absoluto. Cuando supe que se me había dado la oportunidad de interpretar a María, me alentó y sentí que Dios estaba allí para mí, pero todavía tenía esta terrible sensación que simplemente no desaparecería. Lo sentí muy real mientras progresaba la filmación.

Tuve una cantidad de experiencias increíbles durante la filmación de estos videos, pero una que quería compartir con ustedes fue el día en que filmamos la escena de la crucifixión. También interpreté a María de mayor, así que sabía que este día iba a ser muy difícil de filmar. Pude verlos poniendo las tres cruces en la colina, y me alejé. Solo quería asegurarme de estar en el estado de ánimo adecuado para la filmación. Cuando me colocaron en mi posición a los pies del actor que retrataba a Jesús, decidí que no miraría hacia arriba hasta que estuviéramos haciendo la toma.

Lo que escuchas en el set es que están rodando y luego escuchas «acción». Recuerdo vívidamente haber levantado la vista y ver al actor interpretando a Jesús en la cruz, pero me dio una sensación abrumadora de amor. Fue una experiencia nueva para mí, ya que siempre me habían enseñado que Jesús murió por mis pecados, pero en ese momento tuve una conexión personal más profunda con esa enseñanza. Realmente sentí que cargaba con todo mi dolor, mi desilusión y mi depresión. La tristeza y el dolor que sentimos es, de alguna manera, parte de ese proceso también. También me di cuenta de que el dolor que llevaba en ese proceso de filmación era parte del plan para que retratara ese papel. Me permitió relacionarme en un nivel emocional con tal vez algo de la incertidumbre de que María se sintió culpable y, en cierto sentido, la devastación que debió sentir al ver a su hijo entregar su vida en la cruz. Realmente sentí que de alguna manera mi pena me permitía retratar a la suya y estaba muy agradecida por ello. Mirando hacia atrás ahora, no cambiaría ninguna parte de esos meses difíciles para mí porque siento que es cuando crecí más.

La otra razón por la que estoy tan agradecida por los videos de la Biblia es que me enviaron una bendición realmente inesperada. En el tercer verano de rodaje, rodamos durante tres veranos, solo unos días antes de partir para regresar a Londres, conocí a un tipo muy agradable de Utah. Un amigo en común nos presentó y lo invitó a ver una película con nosotros, y me mantuvo despierta hasta tarde hablando esa noche. Después de dos años de citas a larga distancia, se mudó a Inglaterra, y nos casamos, y es lo mejor que me ha pasado. Además, en la misma semana que conocí a Nate, también me ofrecieron un papel en «Wicked» que cambió mi vida. Fue una buena semana.

Siempre me dice que Dios nos da las cosas a su tiempo, no en el nuestro.

Estaba pensando en lo que realmente quería decirles a todos aquí esta noche. Estaba pensando que puede haber muchos de nosotros aquí que experimentamos tiempos difíciles que pueden sentirse perdidos y solos. Creo que Dios ama a todos sus hijos y que comprende nuestras circunstancias únicas y que nunca estamos solos. Lo que me gusta de Afirmación es que todos estamos unidos en amor y amistad, independientemente de dónde nos encontremos en nuestro camino, y siento tanto respeto y amor por todos en esta sala. Gracias.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*