Llegó la hora de aceptarme

Esta entrada también está disponible en: Portugués, Brasil

joven hermoso mirando a la cámara

Luiz Fernando Ramos – Secretario de Afirmación Brasil

 

Es hora de volver a casa una vez más.

Y nuevamente golpea aquella angustia en volver a una armadura, en volver a ser «menos de lo que soy»…

Por tercer año consecutivo, tuvimos nuestra conferencia de Afirmación Mormones LGBT, Familias y Amigos y una vez más fueron días maravillosos, de mucho aprendizaje.

Pude sentir el Amor de mi Padre Celestial por mí, por quien soy, y por quien Él espera que sea. Fui grandemente bendecido con personas maravillosas a mi lado, que hicieron este camino más ligero, y que me trajeron paz en medio de tantas tantas dudas…
Fueron años para entender quién soy, lo que soy o por qué soy así


Y llegó la hora de aceptarme, de vivir realmente y no cargar una culpa que ni siquiera existe. Fueron veintinueve años para entender algo tan simple, que ¡amo a las personas! ¿Comprenden? ¿Quizá no, eh?

Muchas veces tuve mi sexualidad cuestionada, me preguntaban: «¿Eres gay?» «¿Eres heterosexual?» Y mi respuesta siempre fue: «No», mientras mi mente vagaba en medio de dudas y contradicciones, hoy puedo decir dentro de esa cosa de «rótulos» soy bisexual, sí ¡me gusta la gente!

Escribiendo este desahogo acabo de pasar frente al Templo de San Pablo SUD, y ¡es maravilloso sentir la paz que viene del amor del Padre!


No espero que sea fácil para todos entender, al final yo que vivo esto todavía tenía mis dudas, sólo recuerden que mi sexualidad, color, creencia, en nada interfiere en la vida de usted. Así es, no se asustan, mis documentos no ha cambiado, ni mi nombre, yo seguiré siendo el mismo; o, mejor dicho, ahora seré todavía mejor, porque me libré de un peso enorme, y me preparo para nuevos desafíos.

No sé lo que me aguarda, muchos pueden realmente rechazar esta noticia, y digo que aún amando a todos ustedes con todo mi corazón, ya tengo la única aceptación que realmente necesito, que es la aceptación de Dios, porque soy hijo.

Yo amo a mi familia, y amo a todos los que llamo amigo, que el Señor les conceda siempre salud, paz, y discernimiento para que puedan poner el mayor de todos los mandamiento en práctica: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».

Gracias Familia Afirmación, ¡los amo!

3 Comments

  1. Algo excelente, notando desde un punto de vista la superación, y el extraordinario apoyo a nuestras comunidad , vamos avanzando en el día a día.

  2. Luis Alberto Rincón says:

    Te felicito igual fue mi caso..se,que mi padre celestial me ama,y soy muy feliz pues,he encontrado paz en mi alma y la hermandad de mis hermanos en afirmacion. ..

  3. Aprendiendo a convivir y compartir con personas glbtq+ con otro tipo de pensar con una base en una religion. Mormona que ni insita al rechazo ni al odio.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*