Mejoren la vida de las mujeres y van a ver la vida del mundo mejorar también, dijo una líder mormona

Esta entrada también está disponible en: Portugués, Brasil

Sister Jean B. Bingham, the new general president of the Relief Society of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, spoke at the European Parliament in Brussels, Belgium, Thursday, November 9, 2017, at the “Women in Faith: A Freedom of religion or belief perspective” conference.

Foto cortesía por la Iglesia SUD. La hermana Jean B. Bingham, la nueva presidenta general de la Sociedad de Socorro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, habló en el Parlamento Europeo de Bruselas, Bélgica, juevas 9 de noviembre de 2017, en la conferencia «Mujeres de fe: Una libertad religiosa o pespectiva de creencia».

 

Escrito por David Noyce

«¿Quieres hacer del mundo un lugar mejor? Entonces fortalezcan a las mujeres», dice una de las líderes principales del mormonismo, «y sucederá».

«Si todos los individuos entendieran que el mundo mejora cuando la situación de las mujeres mejora, habría mucho menos dolor», dijo Jean B. Bingham, Presidenta General de la Sociedad de Socorro, que es una organización exclusivamente femenina de la Iglesia SUD, a una multitud de eruditos y dignatarios este pasado jueves al Parlamento Europeo en Bruselas.

Bingham, en una conferencia titulada «Mujeres en la fe: una libertad de religión o perspectiva de creencia», instó a los líderes mundiales a salvaguardar los derechos de las mujeres, específicamente su derecho a la libertad religiosa.

«En lugar de que los gobiernos impongan lo que hacen las mujeres, cómo hacerlo y cuándo hacerlo, debemos asegurarnos de que se respeten sus derechos humanos, incluido su derecho a las creencias religiosas de su elección», dijo Bingham en una transcripción publicada en el sitio web de la sala de redacción de la Iglesia SUD.

Eso es especialmente importante ya que casi 100 millones más de mujeres que hombres afirman algún tipo de afiliación religiosa.

La líder mormona lamentó que las mujeres y las niñas a veces se conviertan en «víctimas de actos terribles supuestamente cometidos en nombre de la fe», incluida la mutilación genital femenina y los homicidios por motivos de honor.

Hace dos años, el apóstol SUD Jeffrey R. Holland también se lanzó al escenario mundial para denunciar tal violencia.

«Sigue habiendo casos de mutilación genital femenina, [extracción] de apéndices corporales y asesinatos por honor», dijo un emotivo Holland en una reunión en el Reino Unido en 2016 sobre la persecución religiosa. «… Dios sabe del sufrimiento de [las mujeres] y llora con ellas».

Durante su discurso en Bélgica, Bingham señaló el caso de Elizabeth Smart de Utah, cuyo secuestro y rescate ocuparon los titulares mundiales hace más de una década.

«Elizabeth Smart vivía en un país donde podía mantener su fe. Esa fe la llevó a superar algunas de las peores cosas que la gente puede sufrir», dijo Bingham. «Sin embargo, en un contraste sorprendente, su victimización se cometió en nombre de la religión».

Su secuestrador, Brian David Mitchell, un fanático religioso que ahora cumple una sentencia de prisión de por vida, se promocionaba a sí mismo como un profeta.

El secuestrador de Smart no puede justificar sus acciones ilegales por motivos religiosos, dijo Bingham, señalando que el Libro de Mormón, la escritura fundamental de su fe, aconseja que las personas deberían ser castigadas por sus crímenes, no por sus creencias.

«Es completamente posible», agregó Bingham, «proteger la libertad religiosa y castigar a los perpetradores de prácticas dañinas contra las mujeres».

La presidenta de la Sociedad de Socorro también citó la Convención Europea de Derechos Humanos, que detalla que todos deberían tener libertad de pensamiento, conciencia, y fe, incluido el derecho a mantener una religión o a convertirse en otra.

«Fortalecer a las mujeres debe ser una prioridad para todos», dijo, «porque son una fuerza poderosa para crear una sociedad donde la paz, la libertad religiosa y los derechos humanos puedan realmente prosperar».

Cortesía por la Iglesia SUD. Jean B. Bingham, Presidenta General de la Sociedad de Socorro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y Sharon Eubank, Primera Consejera, participaron en el Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica, jueves 9 de noviembre de 2017, en la conferencia «Mujeres de fe: Una libertad religiosa o perspectiva de fe».

 

Bingham apareció en la conferencia con Sharon Eubank, su primera consejera en la presidencia general de la Sociedad de Socorro y directora de Caridad SUD (LDS Charities), el brazo humanitario de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en Utah.

«Debido a que todos somos niños sujetos al mismo Dios», dijo Eubank en un comunicado de prensa, «estamos conectados entre nosotros, somos hermanos y hermanas, por lo que tu progreso, incluso si perteneces a otra fe, es completamente vital para mi progreso porque estamos interconectados de esa manera».

Y trabajar juntos para fortalecer a las mujeres, aconsejaron los líderes SUD, hará una gran diferencia.

Cortesía por la Iglesia SUD. Participantes de la conferencia «Mujeres de fe: Una libertad religiosa o perspectiva de fe», organizado por el Parlamento Europeo en Bruselas, Bélgica, en noviembre 9 de 2017.

 

Este artículo fue publicado originalmente en Salt Lake Tribune, puedes leer el artículo original en inglés aquí: Improve the lives of women and watch the world improve as well, says top female Mormon leader

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*