Necesitamos llegar a 50.000 dólares para el fin de año para fortalecer los líderes y grupos locales de Afirmación. ¿Nos ayudaría hoy con una donación para llegar a nuestra meta?

Argentina, Historia, Jóvenes, Opinión, Trans

Mi identidad sexual

Por Noah Almirón

Mi cuerpo

En mi cuerpo llevo marcas de mi historicidad entendida como mujer, cicatrices, «gestos afeminados (?…)», actitudes adaptadas a ese supuesto rol (¡cuánta relatividad!), un DNI viejo y cortado con otro nombre que era el que me representaba.

La transición

Ser un hombre trans, y remarco trans, presupone que hubo un punto en el camino que me llevó desde donde estaba a otro lado, que transité algo…

¡Cuánta relatividad y qué complejo se puede poner este transitar de «mujer a hombre», como si la línea que lo separa fuera tan nítida!

Volviendo al tema, ¿en qué sentido soy trans, si siempre fui hombre? Solo llevaba esa otra representación que los demás entendian que me correspondía socialmente por nacer con vagina y ciertos cromosomas, esa representación me la eligieron esos otros basados en un sistema que se presta y colabora para que esa elección e «intento» de adaptación sea general y homogénea, y a su vez, ¿que ofensa me puede generar la palabra «trans» que significa un origen como mujer, un reconocimiento que fui mujer, por lo menos socialmente?

En mi caso reconozco que hubo una transformacion social, y si, seguro fue social, pero desde mi interior, todavía interrogo la palabra trans.

Mi identidad sexual

Para llegar a este punto de mi vida actualmente, tuve que transitar el recorrido como mujer, el hacerme cargo de mi identidad fue mi último empoderamiento como mujer sobre mi cuerpo, sobre mi nombre, sobre mi ser, por esta razón: ¿Cómo no estar orgulloso de haber sido Maru?

Pero, ¿y lo cotidiano? Esto es la molestia real. Saber que, si bien ella, Maru, hizo lo que pudo y me trajo hasta acá, es para que yo siga, para que muestre mi auténtico yo ahora. Ya no voy a jugar más al juego de los roles, porque es agotador… Puede que la molestia venga por ese lado, de decir, se termino el juego. Este soy yo. Llámame Noah.

 

Noah Almirón es un chico trans de Buenos Aires, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *