Blog

Mormones de color celebran el que la Iglesia condene la supremacia blanca, al decir que es “moralmente erronea y pecaminosa”

ISRA FLORES ALVAREZ

Muchos miembros de color celebraron -algunos incluso lloraron de alegría- el hecho que iglesia lanzara una declaración anti-racismo donde rechazaban categóricamente a los grupos que promueven la supremacía blanca.
«Se ha llamado a nuestra atención que hay algunas, entre las diversas comunidades pro-blancas que afirman que la iglesia apoya las posturas supremacistas», “nada más alejado de la verdad” se publicó en el sitio web de la sala de prensa de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
Después de citar versículos de la Biblia y de la escritura fundacional de la fe, el Libro de Mormón, la iglesia continuó diciendo: «Las actitudes supremacistas blancas son moralmente erróneas y pecaminosas, y las condenamos».
Los mormones que «promueven o persiguen una» cultura blanca «o la supremacía blanca», dijo el comunicado, «no están en armonía con las enseñanzas de la iglesia».
Esta declaración se dio por parte de las Autoridades Generales de la Iglesia SUD, debido a los hechos acontecidos en Charlottesville, Va.
“Hacemos un llamado a demostrar un mayor amor, compasión y bondad», ese comunicado de prensa resucitó las palabras de uno de los profetas modernos para reafirmar la postura de la fe SUD contra el racismo.
En 2006, el difunto presidente de la Iglesia SUD Gordon B. Hinckley enfatizó que «ningún hombre que haga comentarios despectivos sobre los de otra raza puede considerarse un verdadero discípulo de Cristo. Tampoco puede considerarse en armonía con las enseñanzas de la iglesia de Cristo».
«Reafirmamos esa enseñanza hoy», agregó la declaración emitida el día domingo, «junto con la admonición del Salvador de amar a nuestro prójimo».
Las reacciones en las redes sociales al comunicado de la Iglesia condenando la supremacía blanca fueron en gran medida positivas.
Tamu Smith, una mujer mormona de color en el condado de Utah, lloró cuando escuchó las palabras de la iglesia.
«Estoy abrumada», dijo Smith a través de sus lágrimas. «Por primera vez, no se nos deja al margen. No estamos solos, la iglesia está ahora de pie con nosotros”.
Con estas palabras, Tamu dijo que la iglesia, en verdad puede ser «un refugio seguro para todos los hijos de Dios».
Devan Mitchell de Renton, Washington, También celebró el movimiento.
«Esto es lo que quería, el comunicado de la Iglesia ha sido claro, conciso y [firmemente] plantea que la supremacía blanca entra en los terrenos de la apostasía «, escribió Mitchell, un mormón de color.
«He estado esperando toda mi vida por algo tan claro. Espero que esta postura en cuanto al tema sea reafirmada en la Conferencia General. «
Sin embargo, también hubo reacciones adversas; una conocida mormona, parte de un movimiento de ultraderecha, se opuso a la declaración de la iglesia.
«Este es un día oscuro. El día en que la Iglesia SUD dio la espalda a sus miembros blancos «, Ayla Stewart – autora del blog “Wife with a porpuse”- twitteó a sus 30.000 seguidores. «… Yo creo que Dios ama a TODOS sus hijos, incluyendo los blancos. No puedo ser parte de este racismo. «
El racismo contra las «personas blancas es una forma de negar nuestra herencia y cultura», ella twitteó, » y está en conflicto directo con el evangelio de Cristo».
En uno de los últimos mensajes en twitter Ayla escribió “Cristo ama a todos por igual, sí, incluso la gente blanca. Cristo no es políticamente correcto. «
Sin embargo hay algo que preocupa a quienes celebran las palabras emanadas de la sede de la Iglesia en Salt Lake City contra los nacionalistas blancos, temen que aquellos que más necesitan escuchar de este mensaje no lo escucharán.
Como ejemplo mencionan el hecho de que en 2013, la Iglesia SUD publicó el ensayo, «La raza y el sacerdocio», explorando la prohibición ahora desechada de la fe sobre hombres y niños de color en cuanto al acceso al sacerdocio así como sobre las mujeres y hombres acerca del recibir las ordenanzas del Templo.
La prohibición comenzó bajo Brigham Young, el segundo profeta y presidente de la Iglesia, quien fue influenciado por actitudes raciales comunes de la época, explicó el ensayo. Esta política de exclusión no existía durante la vida de José Smith, fundador de la Iglesia, quien se opuso a la esclavitud y permitió que varios hombres afro-americanos fueran ordenados.
En resumen, la prohibición -que terminó en 1978- parecía derivarse más del racismo terrenal que de la revelación celestial, un cambio de perspectiva importante en cuanto a cómo los mormones la veían.
Sin embargo, muchos Santos de los Últimos Días no han leído el ensayo, no saben que la iglesia abandonó la defensa teológica de la prohibición del sacerdocio, así que se aferran a las viejas ideas.
«Como mínimo, la iglesia debe ordenar que esta nueva declaración», dijo Bryndis Roberts, un mormón afroamericano en Atlanta, «sea leída en el púlpito de cada barrio [congregación] y rama».
Teniendo en cuenta la historia de los SUD, «el racismo está profundamente arraigado en nuestra cultura», escribió Marianne Eileen Wardle, de Durham, N.C., en Facebook. «Hemos tenido muchos años para expiar nuestra culpa, y este paso es parte de ese proceso.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.