Blog, Excluido del hogar

No se puede borrar el dolor

Man Concrete Bench Alone

Por Bobb Films

Enviado a Afirmación después de la reversión de la política de Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de noviembre de 2015 que prohibieron que los hijos de padres LGBTQ sean bendecidos y bautizados y rotuló como apóstatas a los miembros de la Iglesia que entran en matrimonios con personas del mismo sexo. Estos cambios se conocieron dentro de la comunidad mormona LGBTQ como la «política de exclusión», «política de noviembre de 2015» o «PoX». El día después de que se anunció la reversión de esta política, Nathan Kitchen, presidente de Afirmación, invitó a todos los que deseen compartir sus sentimientos auténticos y experiencias de dolor, ira, alivio, tristeza, felicidad, confusión, sea lo que sea lo que hayan sentido con la reversión de esta política. «Como Presidente de Afirmación, quiero estar seguro de que Afirmación no te oculta, ni a ti ni a tus experiencias, a medida que avanzamos.», escribió Kitchen en su invitación. Si tienes una historia para compartir acerca de la reversión de la política de exclusión, por favor envíelo a [email protected]. También puede leer otras historias de la reversión de la política de exclusión.

Si esto se suponía que era una cosa feliz,
Por qué siento tanta
Angustia mental,
Y mi corazón exhausto.
Justificaciones mentales
Y pretextos emocionales
Es contorsionar la humanidad
De los que ya están rotos,
Si los estiramos un poco más,
Un poco demasiado.

Porque estoy herido, todavía estamos heridos
Por aquillos que hemos perdido
Vidas,
Hogares,
Hijos,
Y matrimonios.

Me siento agradecido que nací en una época diferente,
Que cuando me asumí en mi universidad religiosa,
No me vi forzado a cumplir una dolorosa y deshumanizante terapia reparativa,
Porque muchos otros que estuvieron antes de mí están llevando ese trauma de por vida, si sobrevivieron.

Me siento agradecido que nací en una época diferente,
Porque no tuve un obispo que me aconsejó que me casara con una persona del sexo opuesto
Con el falso pretexto que eso me arreglaría,
Porque sé de muchos otros que tuvieron que descubrir de la forma más difícil que no arregla nada.

Me siento agradecido que nací en una época diferente,
Que me ayudaron a volverme más fuerte para
Para sobrevivir los últimos tres años y medio,
Así que hoy, escucho a una organización que una vez amé de niño
Que ahora revierte cierta política
Que no me hace a mí, o a mi futuros niños
Personas de segunda clase,
O algo así.

Tal vez no se supone que sea un evento feliz,
pero hubiera sido menos triste
simplemente si hubieran comenzado diciendo:
«Cometimos un error
y lo sentimos».

Entonces antes que nuestros amigos religiosos y aliados
Se regocijen y celebren,
Por favor, tome un momento para saber
Que mientras la organización
Está satisfecha con el resurgimiento de buenos setimientos,
Nos preguntamos si ser un miembro fiel que diezma
se siente más importante que
lo que una comunidad necesita, sanación.

Puedes revertir la política,
Pero no puedes borrar el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.