Blog, Excluido del hogar

¿Qué nos diría Dios?

Sorry en luces de neón blanco y negro
Foto: Timothy Brown/Flickr | Algunos derechos reservados

Por Benjamin Dixon

Enviado a Afirmación después de la reversión de la política de Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días de noviembre de 2015 que prohibieron que los hijos de padres LGBTQ sean bendecidos y bautizados y rotuló como apóstatas a los miembros de la Iglesia que entran en matrimonios con personas del mismo sexo. Estos cambios se conocieron dentro de la comunidad mormona LGBTQ como la «política de exclusión», «política de noviembre de 2015» o «PoX». El día después de que se anunció la reversión de esta política, Nathan Kitchen, presidente de Afirmación, invitó a todos los que deseen compartir sus sentimientos auténticos y experiencias de dolor, ira, alivio, tristeza, felicidad, confusión, sea lo que sea lo que hayan sentido con la reversión de esta política. «Como Presidente de Afirmación, quiero estar seguro de que Afirmación no te oculta, ni a ti ni a tus experiencias, a medida que avanzamos.», escribió Kitchen en su invitación. Si tienes una historia para compartir acerca de la reversión de la política de exclusión, por favor envíelo a [email protected] También puede leer otras historias de la reversión de la política de exclusión.

Mientras pensaba sobre la reversión de la Política de Exclusión, me preguntaba qué nos diría Dios. Creo que Él nos diría algo como esto a nosotros: «Queridos hijos, todavía no puedo decirles por qué sucedió esto, pero les ruego, desde el fondo de mi corazón, que me perdonen por no estar allí, por lo que sucedió. Es terrible que se hayan encontrado en una situación que les causó tanto dolor. Pero estoy seguro de que todo lo que ustedes me dijeron fue provocado, incluso merecido. Y todos dicen cosas cuando están preocupados o estresados. Esperaban ver a alguien en quien confiaban. pero conocieron al enemigo en su lugar. La culpa es mía. Algún día se lo explicaré todo. Mientras tanto, todavía estoy aquí. Ven a mí».

A pesar de que la mayor parte de esto proviene de la película «Tienes un email (You Have Got Mail)» con Tom Hanks y Meg Ryan, siento que Dios se lamenta cuando alguno de sus hijos está en agonía y dolor. Apuesto a que Él está consolando a aquellos que han terminado con sus vidas y consolando a las familias que viven ahora. Hay cosas que están sucediendo que no sé por qué suceden o no comprendo. Pero sé que Dios lo hace. Estoy seguro de eso, si es para nuestro beneficio, Él nos dejaría saber todo lo relacionado con su plan. Espero con ansias ese día en el que tenga una respuesta sobre por qué se permitió que sucedieran cosas terribles, incluido el hecho de permitir que exista la Política de Exclusión. Mientras tanto, solo puedo esperar y tener fe en que Dios sabe lo que está haciendo y que las cosas funcionarán para TODOS sus amados hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.