Russell M. Nelson, próximo profeta

Esta entrada también está disponible en: Portugués, Brasil

Russell M. Nelson, 93, un cirujano carditorácico convertido en apóstol, preparado para convertirse en el próximo profeta mormón

Durante la mayor parte de su vida, Russell M. Nelson ha estado tocando los corazones de las personas.

Lo hizo desde la década de 1950 hasta mediados de la década de 1980 con un bisturí en la mano. En las más de tres décadas desde entonces, lo ha hecho a través de sermones desde su alma.

Nelson, de 93 años, un cirujano cardiotorácico convertido en apóstol mormón, está listo para convertirse en el decimoséptimo presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días con casi 16 millones de miembros.

A través de una tradición infalible, Nelson, como el apóstol de más larga data de la fe, se espera que sea apartado en los próximos días como el sucesor del difunto Thomas S. Monson, quien murió la noche del martes a las 22:01 en su casa de Salt Lake City.

Nelson se convirtió en el siguiente para guiar la fe con base geográfica en Utah cuando fue apartado el 15 de julio de 2015, para reemplazar al difunto Boyd K. Packer como presidente del Quórum de los Doce Apóstoles.

De niño a adulto

El élder Nelson nació el 9 de septiembre de 1924, y sus padres son Marion C. Nelson y Edna Anderson Nelson.

El cirujano de corazón en ciernes creció odiando el hígado. Cada vez que su madre lo servía, él esperaba hasta que ella apartaba la vista y luego metía la carne ofensiva en su bolsillo.

«Esa maniobra era un poco mala para los bolsillos, pero fue, sin embargo, muy exitosa», dijo Nelson en la biografía de 2003 de Spencer Condie, «Russell M. Nelson, padre, cirujano, apóstol».

También jugó al fútbol, al menos oficialmente. Una biografía en el sitio web de la Iglesia SUD señala que Nelson se puso el traje con su equipo de la escuela secundaria pero el futuro cirujano «no quería que le pisasen las manos». Así que el entrenador lo relegó al banquillo. Nelson más tarde usó esas manos para realizar cirugía en su exentrenador.

Durante la escuela secundaria, se enamoró de la biología y las matemáticas.

«Y también amaba a la gente», dijo en una charla de Mesa Redonda del Decano de la Universidad de Utah en 2014. «Les dije a mamá y papá: ‘No quiero decepcionarte, pero quiero ser médico’».

Su carrera como médico

Entonces Nelson se dirigió hacia ese objetivo. Obtuvo su título médico, con los más altos honores, en la Universidad de Utah en 1947 y formó parte de un equipo de investigación que desarrolló la máquina bypass cardiopulmonar que hizo posible la primera cirugía humana a corazón abierto en 1951.

Pasó dos años como oficial médico del ejército durante la Guerra de Corea, sirviendo en Corea y Japón y en el Centro Médico Militar Walter Reed en Washington. Después del conflicto, Nelson regresó a los Estados Unidos para recibir capacitación quirúrgica adicional en el Hospital General de Massachusetts de la Facultad de Medicina de la Harvard en Boston.

En 1955, regresó a Utah para aceptar un puesto de docente en su alma mater, la facultad de medicina de los Estados Unidos, donde condujo la primera cirugía de corazón abierto del estado.

Revolucionó la cirugía al corazón

Nelson había profundizado en los estudios del corazón en un momento en que pocos expertos médicos realizaban ese trabajo.

«Cuando estábamos en la escuela de medicina, nos enseñaron que uno nunca debe tocar el corazón palpitante», recordó Nelson durante un evento de exalumnos en 2015 en la Universidad de Washington. «Porque si lo tocas, dejaría de latir».

El joven médico llegaría a tocar muchos corazones, física y espiritualmente.

Entre sus pacientes cardíacos posteriores se encontraba el presidente de la Iglesia SUD, Spencer W. Kimball, quien recibió un reemplazo de la válvula aórtica en 1972.

Nelson compartió sus habilidades médicas y conocimiento en todo el mundo. En 1980, entrenó cirujanos cardíacos en tres universidades en China, y fue allí, en 1985, que realizó su última cirugía a corazón abierto.

Su vida como esposo, padre y líder espiritual

Él y su primera esposa, Dantzel White Nelson, criaron a 10 hijos, nueve hijas y un hijo, antes de su muerte en 2005. Nelson se volvió a casar en 2006, convirtiendo a la autora y oradora de la Iglsia por mérito propio, Wendy L. Watson, en su esposa.

Después de servir en varios puestos de liderazgo a nivel de barrio y estaca, Nelson se convirtió en el presidente general de la Iglesia para los programas de escuela dominical en 1971 y luego fue llamado como representante de la Iglesia regional en 1979.

En 1984, Nelson fue elevado al apostolado a los 59 años. Al año siguiente, dirigió las operaciones de la Iglesia en Europa del Este, ayudando a expandir la presencia de la fe en las naciones del antiguo bloque soviético.

En total, según el libro de Condie, Nelson ha visitado 110 naciones como representante mormón, volando no solo a lugares europeos sino también a Asia Central y China, usando su fluidez en mandarín en este último caso para fortalecer los lazos entre las comunidades médicas de Estados Unidos y China.

Como apóstol con más experiencia, Nelson ha instado cada vez más a los mormones a resistir los desafíos a las creencias fundamentales de la fe y las ideas modernas.

La postura del apóstol con respecto a las «ideas del mundo»

Sobre la política de noviembre de 2015

En un sermón de enero de 2016 a los mormones milenarios, defendió la nueva postura de la Iglesia que etiqueta a las parejas de personas del mismo sexo como «apóstatas» y prohíbe a sus hijos el bautismo y otros ritos religiosos hasta que cumplan 18 años.

Nelson declaró que la política representaba «la mente del Señor y la voluntad del Señor» como se le reveló a Monson, el profeta de la fe.

Instó a los jóvenes miembros de su audiencia a mantenerse fieles a la fe y defenderla de los críticos.

Sobre a quién seguir al momento de tomar decisiones

«La sombría realidad es que hay ‘servidores de Satanás’ incrustados en toda la sociedad», dijo. «Así que ten mucho cuidado con el consejo que sigues».

El curso más seguro, aconsejó Nelson, es prestar atención a las palabras de los principales líderes mormones.

«Los profetas ven adelante. Ellos ven los terribles peligros que el adversario ha colocado, o aún colocará, en nuestro camino», dijo. «Los profetas también prevén las grandes posibilidades y privilegios que esperan aquellos que escuchan con la intención de obedecer.

»… Puede que no siempre entiendas todas las declaraciones de un profeta viviente», agregó. «Pero cuando sabes que un profeta es un profeta, puedes acercarte al Señor con humildad y fe y pedir tu propio testimonio sobre lo que sea que su profeta haya proclamado».

Nelson nuevamente enfatizó el tema de apegarse a las enseñanzas de la fe, a pesar del abismo cada vez mayor entre las creencias populares y las de los SUD, durante su discurso de la Conferencia General en abril de 2017.

«Los verdaderos discípulos de Cristo están dispuestos a destacarse, hablar y ser diferentes de las personas del mundo», dijo. «Son impertérritos, devotos y valientes».

Sobre las mujeres en la Iglesia

En octubre de 2015, durante su primer discurso en la Conferencia General después de tomar el timón del Quórum de los Doce Apóstoles, Nelson desafió a las mujeres mormonas a «hablar y hablar en voz alta» durante las reuniones de liderazgo en sus congregaciones mormonas y en sus hogares.

Su impulso llegó en medio de un continuo debate sobre el papel de las mujeres dentro de la Iglesia SUD. Algunos están pidiendo la ordenación femenina para el sacerdocio mormón exclusivamente masculino; otros buscan más visibilidad en los niveles más altos y una mayor voz en las decisiones clave.

«Necesitamos que hablen sin reservas y den su opinión en los consejos de barrio y de estaca. Necesitamos que cada hermana casada se exprese como ‘una compañera que contribuyeen una forma total’ al unirse con su esposo para gobernar a su familia», les dijo a las mujeres mormonas de todo el mundo. «Casadas o solteras, ustedes, hermanas, poseen capacidades singulares y una intuición especial que han recibido como dones de Dios. Nosotros, los hermanos, no podemos reproducir la influencia sin igual que tienen ustedes».

Y pocos pueden igualar el currículum vitae exclusivo de Nelson: cirujano cardíaco internacionalmente aclamado y ahora el principal líder de una creciente fe mundial.

 

Este artículo es una traducción de la publicación en inglés: Russell M. Nelson, 93, a heart-surgeon-turned-apostle, poised to become next Mormon prophet

One Comment

  1. Juan Pablo Olivera Rodríguez says:

    »… Puede que no siempre entiendas todas las declaraciones de un profeta viviente», agregó. «Pero cuando sabes que un profeta es un profeta, puedes acercarte al Señor con humildad y fe y pedir tu propio testimonio sobre lo que sea que su profeta haya proclamado”
    Esto es lo que creo y defiendo.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*